09 diciembre 2009

Fabadita, fabadita

Como no sólo de posts vive el geek, en este caso voy a explicar cómo se hace una fabada en condiciones. Todo pasa por pedir la receta a mamá (madre sólo hay una), y seguirla más o menos al pié de la letra.

Primero: comprar los ingredientes. En este caso partimos de unos Elementos-carnicoshabones de la Puebla de Sanabria, comprados en uno de los últimos viajes realizados + una bandeja de preparado de fabada, marca ECI (lo siento, no tenía más tiempo…), consistente en chorizo + morcilla + tocino + hueso/magro (si hubiera tenido le habría echado una oreja de cerdo, que me encanta).

Con todo ello en la mano se empieza por dejar las judías al menos Judias_en_remojo12 horas en remojo (sí, se tarda un poco más que unos huevos fritos, así que si lees la receta media hora antes de comer, lo llevas crudo, nunca mejor dicho).

Cuando el pellejo se empieza a arrugar, las ponemos a cocer en su misma agua “hidratante”, y cuando rompe a hervir las escurrimos y las lavamos un poco (sin jabón, hombre!!!).

Ponemos en la olla/cazuela/marmita los ingredientes cárnicos, Escurriendo_judiaslas  judías por encima y lo cubrimos todo con agua, y llevamos a ebullición, momento en el cual ponemos a fuego lento para que cuezan entre 2 y 3 horas. Cada cierto tiempo (20 min. en mi caso), me acerco por la cocina, y además de echar unas fotos para ilustrar  la receta, rompemos la cocción Judias_cociendoañadiendo un poco de agua fría, para evitar que no se deshidraten las pobres judías.

Cuando ya vemos que la cosa dice “cómeme”, apagamos el fuego y ponemos la mesa, y lo demás va por cuenta de cada uno…

A_comerr

Nota: yo no eché sal y quedaron bien de punto, que cada uno lo revise, pero normalmente con la que tienen los elementos “cárnicos” suele ser suficiente.

Créditos:  gracias mamá por la receta…

No hay comentarios: